Artículos

Nuevo Código Ético para el sector de la tecnología sanitaria

Nuevo Código Ético para el sector de la tecnología sanitaria

  • 01/02/2018

Desde el pasado 1 de enero, el sector de las tecnologías sanitarias cuenta con un nuevo código ético, para regular sus interacciones con profesionales de la salud y organizaciones de la salud, aprobado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin).

Fenin ha sido la primera asociación nacional que ha adoptado su propio Código Ético transponiendo el Código Medtech, federación europea de tecnología sanitaria, aprobado el 20 de diciembre de 2016. El resto de asociaciones nacionales deberán incorporar el Código Medtech antes de 1 de enero de 2020; si bien, ya a partir del 1 de enero de 2018 les resulta de aplicación la prohibición de patrocinio directo de los profesionales de la salud para asistir a Congresos de terceros.

Prohibición de patrocinio directo de profesionales sanitarios

La citada prohibición de patrocinio directo de profesionales sanitarios a Congresos de terceros es, de hecho, una de las principales y más relevantes novedades que contiene el nuevo Código Ético. En base a la misma, no se permite a las compañías asociadas a Fenin o adheridas al Código, patrocinar de forma directa o indirecta la asistencia de profesionales de la salud a congresos de  terceros para su formación.

De esta forma, la única posibilidad de colaboración con Congresos de Terceros, que se  permite a partir de ahora, es a través de la figura del denominado patrocinio indirecto, realizando aportaciones (dinerarias o en especie) exclusivamente a favor de Organizaciones de la Salud; éstas  serán las únicas responsables de la selección de los profesionales que pueden verse beneficiados por ayudas para atender Congresos de Terceros.

En este sentido, no se permite, así, intervención alguna de las compañías en la selección de Profesionales de la Salud beneficiarios y tan solo resulta posible la indicación del perfil de los profesionales, en tal modo que  no sea posible una identificación de los mismos.

Con esta clara prohibición se persigue, por el nuevo Código Ético, la desvinculación de la industria con los profesionales de la salud para asegurar la independencia en las decisiones relacionadas con la prescripción, administración, adquisición de tecnología sanitaria, en el sentido amplio del término, en el que se incluyen no sólo los productos sanitarios sino también de servicios de terapias, servicios telemáticos, servicios de mantenimiento y software, entre otros.

Sin embargo, la figura del patrocinio indirecto supone cierta complejidad en su aplicación puesto que el Código no establece una clara homogeidad en la forma de realizar estos patrocinios, pudiendo ser entidades beneficiadas de las ayudas tanto Organizaciones de la Salud, como instituciones sanitarias,o Organizadores de eventos.

Excepción de eventos propios o eventos de procedimientos clínicos

A pesar de la clara prohibición principal, el Código admite una tipología de eventos en los cuales continua siendo  posible el patrocinio directo de profesionales sanitarios: por una parte, aquellos eventos organizados por terceros para la formación de técnicas y procedimientos clínicos, el objetivo de los cuales es formar profesionales sanitarios sobre la realización segura y eficaz de uno o más procedimientos clínicos y que no persiguen la formación de productos o tecnologías concretas y específicas; y por otra parte, eventos propios organizados por las propias compañías (ya sean de formación en productos concretos) o reuniones de ventas, negocios o promocionales.

Sistema de validación de eventos

El nuevo Código Ético introduce también como novedad un sistema de validación de eventos,de forma que todos los eventos de terceros en los que participe la industria -ya sea mediante su patrocinio o mediante la ayuda a una Organización sanitaria para patrocinar la asistencia de profesionales sanitarios- deben ser previamente comunicados a la Unidad Ética y Cumplimiento de eventos organizados por terceros de Fenin o al Conference Vetting de Medthech para su validación.  Se introduce así una medida ya introducida y aplicada desde hace tiempo por Farmaindustria en relación con los eventos en los que participa la industria farmacéutica; si bien, en este sector, el sistema se complementa con la posibilidad de que las entidades organizadoras de eventos puedan contar con el sello de adhesión al Código Fenin, el cual concede la garantía de cumplimiento de los principios del  Código y asegura el que las ayudas se han destinado y aplicado a la formación de profesionales sanitarios.

Transparencia en las ayudas a las Organizaciones Sanitarias

Y por último, otra de las más relevantes novedades que ha traído el Código es la obligación de  transparentar todas las ayudas otorgadas a Organizaciones Sanitarias para el apoyo a eventos educativos organizados por terceros (para la asistencia de profesionales y para el patrocinio del acto) o para otros cursos o estancias de formación. Se introduce así, continuando con la línea establecida por Farmaindustria, con la obligación de transparencia de las aportaciones realizadas; no obstante, Fenin no  lo hace en la misma línea, sino que existen diferencias importantes. Así, mientras la transparencia y publicación exigida en el sector farmacéutico obliga a la publicación individual de nombres de los profesionales sanitarios beneficiarios de las transferencias de valor, la transparencia exigida en el sector de la tecnología sanitaria obliga a la publicación de las aportaciones realizadas a nombre de la Organización Sanitaria y nunca a nombre de los profesionales sanitarios, puesto que estos pagos no se permiten.

Estas discrepancias  pueden generar problemas prácticos en aquellos casos en los que existan compañías vinculadas y obligadas tanto por el Código de Farmaindustria como por el Código Fenin, por lo que deberán establecerse procedimientos internos que delimiten claramente las áreas de actividad y las obligaciones de transparencia que se deriven de las mismas.

En definitiva, el nuevo Código Ético introduce cambios de gran trascendencia para el sector de la tecnología sanitaria, y supone además un cambio de cultura importante en la interacción de la industria con los profesionales sanitarios, que requiere necesariamente de una adaptación de las compañías y la adopción de procedimientos internos que regulen desde la participación en eventos hasta la interreleación con las Organizaciones de la Salud y los profesionales sanitarios.

The lawyers are "able to co-ordinate the work with firms abroad to make sure it goes smoothly," and goes on to highlight the firm's "reasonable fees, even in situations with partner involvement."

CHAMBERS & PARTNERS (2018)

"JAUSAS worked hard and made a good impression, I think they did their job well," reports one satisfied interviewee.

CHAMBERS & PARTNERS (2018)

Clients describe the team as "very good, quick, responsive and professional."

CHAMBERS & PARTNERS (2018)

The team is praised by clients for its "knowledge of insolvency matters and focus on finding solutions."

CHAMBERS & PARTNERS (2018)

"The team's ability to focus on the matters stands out. The lawyers understand the business and combine this with a high level of technical expertise." Another client enthuses: "We really enjoy working with them. The service is excellent."

CHAMBERS & PARTNERS (2018)